161126504.jpg

Centros de distribución

Una cuestión importante en los centros de distribución es la infiltración de aire exterior en las zonas de almacenamiento; en concreto, en las zonas de almacenamiento en frío.

Cuando el aire cálido y húmedo entra en contacto con las superficies frías y las paredes de los muelles de carga y de descarga, se empieza a formar condensación. Los suelos húmedos y resbaladizos provocan serios problemas dentro de las instalaciones, con la consecuente reducción de la producción. La influencia de la humedad en los muelles provoca, también, un efecto negativo en los equipos de congelación adyacentes. Se forma hielo sobre las estanterías de los congeladores, en las paredes de la entrada y en las puertas enrollables provocando, que el personal tenga que realizar trabajos de limpieza para que puedan seguir operando de manera correcta. Además, se requiere de un mayor número de desescarches para frenar la formación de hielo sobre los productos.

En instalaciones automatizadas, los niveles de humedad elevados pueden causar problemas en el funcionamiento de los equipos de automatización.

Los sensores eléctricos de proximidad se empañan provocando interrupciones en la carga del producto hasta que los sensores se sequen. Estas interrupciones provocan una disminución de los beneficios.

Los deshumidificadores por rotor desecante de Munters previenen estos problemas en los muelles de carga y descarga y en los equipos de congelación, dirigiéndose a la raíz del problema: la infiltración. Estos equipos eliminan la humedad, manteniendo unos niveles adecuados que no podrían alcanzarse solo con refrigeración. Ya que el problema es la infiltración del aire a través de las puertas del muelle, los sistemas de Munters capturan el aire húmedo sobre las puertas. De esta manera, la mayoría de la carga de humedad se elimina antes de que pueda dirigir hacia el resto del edificio y condensarse en las superficies frías como las paredes y suelos. 

Los equipos de Munters son simples y compactos y son una opción perfecta para su reinstalación en distintas localizaciones.  

Otros beneficios de los sistemas de deshumidificación por rotor desecantes de Munters son:

• Mejora de la capacidad productiva — sin riesgo de suelos resbaladizos que interfieren en los trabajos de carga y descarga de mercancías. Los operarios no tendrán necesidad de eliminar el hielo de las puertas, suelos, estanterías y productos.
• Mejora de la eficiencia de enfriamiento de los sistemas de refrigeración existentes.
• Mejora del confort y de la seguridad del trabajador—no más accidentes ni caídas debido a suelos resbaladizos o con hielo.
• Mejora de las operaciones—no más paradas en la producción debido a problemas de niebla en los sensores de automatización.

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país