Ha ocurrido un error cuando se ha enviado el mensaje, por favor, inténtelo más tarde

Haz una pregunta

¿Cómo podemos ayudarte?

Llévame a la página de inicio
Al seleccionar aprueba nuestras políticas de cookies

Identificación de Usuario Inválida

Ups! Algo salió mal. Por favor intenta nuevamente

Identificación de Usuario Inválida

Ups! Algo salió mal. Por favor intenta nuevamente

Confitería

Confitería

Los productos de confitería son muy sensibles a la humedad: caramelos, galletas, todo tipo de chocolates, gominolas, grageas, azúcar y palomitas, a menudo, pierden calidad y el proceso de conservación se reduce, notablemente, cuando están en contacto con aire que contiene un nivel de humedad alto.

Se pueden pegar entre sí, se forma moho y se rompen en trozos; la maquinaria y los conductos se atascan provocando problemas en la producción, el transporte y el almacenamiento. Esta situación costosa y que consume tiempo se puede evitar. La solución: la deshumidificación de Munters

La mejor solución para proteger las materias primas y otros productos durante su fabricación, almacenamiento y transporte es controlar las condiciones medioambientales. El elemento principal es la regulación y el control de la humedad del aire durante todos los procesos de fabricación, desde la primera fase hasta el producto acabado y durante todas las horas del día y todas las estaciones del año. 

Por esta razón, Munters ha desarrollado sistemas de deshumidificación diseñados a medida para cada fase de producción. Ya sea en el silo o en la cadena de producción, sala de almacenaje o durante el transporte, la humedad del aire está coordinada con el producto y cada fase. Esta coordinación no solo asegura una alta calidad y una larga vida útil del producto, sino también, asegura un ahorro en costes y un mayor rendimiento en la producción.

shutterstock_131991101-color-print.jpg

Una mayor calidad, larga vida útil y un aspecto apetitoso del producto garantiza la satisfacción del cliente y, por lo tanto, su lealtad en la compra de ese producto.  

shutterstock_87160978-color-screen.jpg

BENEFICIOS:

  • Calidad y consistencia del producto durante cualquier época del año

  • Producción continua todo el año

  • Mejora de la calidad de la superficie

  • Enfriamiento más consistente

  • Incremento de la productividad

  • Menor cantidad de desechos

  • Producción, almacenamiento y transporte más higiénicos

  • Tiempos de recubrimiento y de secado más cortos

  • Se evita la formación de hielo y se produce un menor número de desescarches

  • Menor consumo energético

  • Menores requisitos de limpieza

Caso de Estudio