Ha ocurrido un error cuando se ha enviado el mensaje, por favor, inténtelo más tarde

Haz una pregunta

¿Cómo podemos ayudarte?

Llévame a la página de inicio
Al seleccionar aprueba nuestras políticas de cookies

Identificación de Usuario Inválida

Ups! Algo salió mal. Por favor intenta nuevamente

Identificación de Usuario Inválida

Ups! Algo salió mal. Por favor intenta nuevamente

Salas de cine y auditorios

Salas de cine y auditorios

Los teatros presentan un desafío único a la hora de seleccionar un sistema de calefacción y aire acondicionado para proporcionar una ventilación adecuada.

Los propietarios de teatros se enfrentan al problema de proporcionar grandes cantidades de aire de ventilación (según recomienda la norma 62 de la ASHRAE [Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado] y obligatorio según las regulaciones de construcción revisadas) sin aumentar el coste del sistema y su coste de funcionamiento. Además, los teatros tienen varios tipos de salas alrededor del atrio principal como vestíbulos, salas de proyección y aseos, que cuentan con sus propios requisitos de ventilación y temperatura. El control adecuado de la humedad y de la temperatura entre estas áreas precisa una atención especial. No solo la temperatura sino también la humedad tiene un impacto importante sobre la comodidad para las personas y la calidad del aire interior.

488573185.jpg

Los sistemas de acondicionamiento de aire convencionales utilizan baterías de enfriamiento para ajustar los niveles de humedad, pero este enfoque puede resultar caro.  El aire se enfría por debajo de su punto de rocío para condensar la humedad, pero después es necesario recalentarlo para proporcionar aire al espacio ocupado a una temperatura y humedad relativa adecuadas.

Además, las salas de cine tienen una ocupación intermitente.  Esto puede generar unos costes de funcionamiento altos ya que los requisitos de ventilación y de temperatura variarán grandemente, dando como resultado que el sistema esté sobredimensionado de manera necesaria durante la mayoría del tiempo.  El control independiente de la humedad permite ajustar esto sin el coste de ajustar de manera innecesaria la temperatura.

Los productos de deshumidificación de Munters pueden bajar la humedad del espacio y proporcionar una ventilación adecuada a la vez que reducen los costes de energía y aumentan la comodidad del público. Al utilizar un sistema de aire exterior especializado (DOAS) de Munters, se pueden mantener los costes de energía y proporcionar a la vez a la sala el aire de ventilación necesario. Al combinar los desecantes con la recuperación de energía se consigue que el sistema DOAS proporcione una variedad de ventajas:

 

  • Cumplimiento de las regulaciones a bajo coste
  • Control independiente de los niveles de humedad sin ajustar la temperatura.
  • Conductos sanos y secos
  • Mayor coeficiente de enfriamiento
  • Aplicaciones de retroadaptación
  • Calidad del aire interior mejorada
  • Recuperación de energía

Caso de Estudio