Disease in greenhouse

Enfermedades en invernaderos

La salud de las plantas depende de las condiciones climáticas que se dan dentro de la nave.

La clave para conseguir una calidad consistente, cantidad y beneficio está en la conciencia de estos condicionantes y su impacto y control sobre ellos.

Aunque las plantas se protegen de las condiciones externas, sin un control adecuado, las condiciones adversas del exterior pueden reproducirse en el interior del invernadero: niveles altos de calor y humedad afectan al crecimiento, limitan la producción y potencia la aparición de enfermedades.

Esto significa que todos los condicionantes que favorecen estas enfermedades pueden ser eliminados además de, reducir el uso de fungicidas para el control de bacterias.

Una humedad excesiva puede provocar la formación de gotas de agua sobre las hojas, lo que puede suponer la propagación de enfermedades; un calor excesivo provoca que las frutas se sequen y dejen de crecer.

La buena noticia es que todos estos problemas mencionados pueden solucionarse mediante la instalación de equipos de calefacción y ventiladores recirculadores, previniendo las zonas frías y el aire estratificado del invernadero y reduciendo el riesgo de condensación. Los ventiladores extractores generan una ventilación adicional para prevenir las temperaturas extremas y asegurar los niveles de CO2 adecuados; los niveles altos de humedad se pueden prevenir con una combinación de ventiladores recirculadores, extractores y equipos de calefacción.

Munters ayuda a reducir las enfermedades de su invernadero y ofrece solución a los problemas de productividad, mediante los sistemas de control del clima que aseguran el clima ideal en todas las fases de producción.    

Contact an expert

We’ll direct your contact info to the 
right person.