shutterstock_125278880-color-screen.jpg

Proceso de enfriamiento de un producto

En muchos procesos de enfriamiento, el producto está demasiado caliente para su empaquetado y necesita ser enfriado. Un túnel de enfriamiento o enfriador en espiral, a menudo, enfría los productos a temperaturas de sala con aire frío.

Durante el proceso de enfriamiento, el producto puede re-absorber humedad del aire enfriado si la humedad relativa excede el equilibrio para alcanzar el contenido de humedad deseado. Si deshumidificamos el aire para mantener la humedad relativa al nivel deseado, prevenimos la re-absorción de humedad.

La re-absorción de humedad puede emblandecer los productos convirtiéndoles en menos apetecibles y reduciendo su vida útil.

  • Previene la re-absorción de humedad
  • Calidad uniforme
  • Menor cantidad de desechos
  • Mejora la consistencia del producto
  • Reduce el crecimiento de microorganismos
  • Periodos más largos entre limpiezas


La temperatura dentro del túnel de enfriamiento o enfriador en espiral está, a menudo, por debajo de 10ºC lo que puede originar problemas de condensación sobre el producto en el proceso de enfriamiento o sobre las superficies frías.

Además, puede causar retrasos en la producción y riesgos APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos), ya que en entornos con niveles elevados de humedad, se favorece el crecimiento de bacterias. Estos riesgos originan costosos procesos de limpieza.

El túnel de enfriamiento puede llegar a bloquearse ya que cuando la humedad aumenta, el túnel llega a atascarse y la separación de los productos de desechos es muy costosa.

Los sistemas de deshumidificación por rotor desecante funcionan con temperaturas por debajo de 10°C, previendo la condensación que se origina por la eliminación de la humedad del aire y creando un punto de rocío por debajo de 4°C. A este nivel, las superficies más frías de los túneles y enfriadores, incluso, las baterías de enfriamiento, son inmunes a la condensación y la calidad e higiene del producto no se ve afectada por la humedad de aire.

Si creamos las condiciones ideales dentro del túnel, no existe riesgo de humedad, ni de productos de desecho ni pérdida de consistencia del producto. La planificación de la producción facilita el funcionamiento de los túneles o enfriadores ya que pueden operar con la misma temperatura a lo largo del año. La capacidad productiva, también, se aumenta ya que se reduce la temperatura dentro del túnel sin riesgo de formación de condensación.

Reduciendo la humedad relativa en el túnel, se reduce el riesgo de formación de microorganismos y la mejora de las condiciones higiénicas conlleva una reducción de las paradas en la producción, un mayor espacio entre las fases de limpieza y una reducción del tiempo de secado del túnel después de la limpieza.

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país