90205230.jpg

Ambiente interior mejorado

Los problemas de humedad son evidentes cuando entras en un edificio frío y húmedo; la humedad en la piel es tan alta que se siente mucho frío.

A menudo, los edificios comerciales se enfrían demasiado para reducir la humedad con lo que se consigue una sensación húmeda fría en el edificio pero un aumento de los costes de energía. Sobrecargar el sistema de aire acondicionado para reducir la humedad es innecesario.

Para lograr la máxima comodidad y los menores costes operativos, se debe instalar un deshumidificador Munters. Este permite un control independiente de la humedad y la temperatura, lo que facilita mantener la instalación en las condiciones apropiadas. No importa cuál sea la estación del año, el edificio se mantendrá seco, fresco y cómodo.

Los edificios públicos, oficinas, centros comerciales, auditorios y hoteles necesitan un aire acondicionado óptimo que opere con control de humedad, mejorando el confort interior y previniendo que el moho ataque al mobiliario y a la estructura del edificio.

Los sistemas de acondicionamiento del aire de Munters ofrecen ahorro de energía y la capacidad para desconectar la refrigeración de la sala cuando no esté ocupada; al mismo tiempo, garantiza que la humedad no crea problemas de IAQ (Calidad del Aire Interior) y se cumplen las normas de sanidad.

Muchas enfermedades se han relacionado con la calidad del aire interior y se ha demostrado que tienen un impacto directo en la productividad del trabajador y en su salud. La actividad microbiana, como la formación de moho y hongos suelen presentarse con niveles altos de humedad y el asma infantil puede estar vinculado a dicha actividad microbiana.

Los olores en los edificios que proceden de la actividad microbiana son inaceptables para el bienestar de las personas. Cuando se detectan, los edificios suele aumentar las cantidades de aire exterior para eliminar los olores. Esto agrava el problema, ya que aumenta los niveles de humedad del aire en el interior, lo que fomenta, aún más, la actividad microbiana.

Las normas IAQ destacan el mantenimiento apropiado de niveles de la humedad durante los picos y en condiciones de carga parcial. Los sistemas de eficiencia energética de Munters controlan, eficazmente, la humedad de un espacio interior en situaciones con altas tasas de ocupación, tales como en escuelas, hospitales, hogares de ancianos y oficinas, los cuales suelen tener grandes cantidades de aire exterior.

Los sistemas de acondicionamiento del aire de Munters son, energéticamente eficientes y ofrecen un control del clima ideal para los distintos espacios y el confort de las personas. El aire de ventilación con humedad controlada reúne los estándares de las mejores prácticas para la calidad del aire interior. La estructura del edificio y el mobiliario se conservan, mientras que los costes de energía se reducen.

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país