shutterstock_131991101-color-print.jpg

Kraft Foods instala un Munters MCD en una sala de almacenamiento de chocolate

Con más de 2000 empleados, Kraft Foods Nordic es proveedor líder en los países nórdicos de chocolate, snacks, comida y café con marcas como Marabou, Daim, Japp, Twist, Kraft y Philadelphia. En su fábrica de chocolate, al norte de Estocolmo, fabrican, almacenan y distribuyen productos de confitería a toda Europa, empleando un sistema de almacenamiento paletizado de 160.000 palets al año.

En 1984, Kraft instaló un equipo Munters de deshumidificación de 50.000m3 en una cámara de enfriamiento automatizada para:
* Prevenir problemas de condensación
* Prevenir problemas de higiene como el moho y los problemas de cristalización del chocolate
* Proteger el envoltorio contra el reblandecimiento
* Mantener la calidad del producto

El ambiente en el almacén está controlado y verificado diariamente, manteniendo unas condiciones estrictas de +5ºC/55% HR. Bajo estas condiciones los productos mantienen su calidad original y su frescura, sin pérdida de producto debido a la humedad.
El problema más común en la manipulación del chocolate es el efecto denominado "cristalización del chocolate" que se manifiesta en una capa blanquecina en la superficie del producto. Este problema ocurre cuando el azúcar cristaliza en la superficie debido a la condensación o cuando el producto frío es trasladado a otra zona más caliente y la grasa del cacao se cristaliza en la superficie.

Antes de su comercialización, los productos pasan por otra sala de almacenamiento a 15ºC/60% HR para su acondicionamiento durante una semana y evitar condensación cuando un producto muy frío se carga en camiones con temperaturas superiores.

El consumo energético es un factor muy importante para Kraft y están realizando grandes esfuerzos para reducir el consumo de energía en un 35% en un periodo de tres años.
El antiguo deshumidificador de Munters, instalado hace 24 años, aún funcionaba bien aunque la capacidad del rotor se había reducido y, en comparación con los deshumidificadores actuales, el consumo energético era muy elevado.
Para conseguir un ahorro de energía, aún mayor, la instalación de un intercambiador de calor externo fue parte de la solución ofrecida por Munters. La mejor oferta de la competencia mostró un consumo de 1,8kWh por kilo de agua eliminada frente a los resultados ofrecidos por el equipo MCD de 1,43kWh (a 84kW de potencia). Incluso más baja hasta 1,31 kWh durante periodos de demanda de secado más baja (60kW de regeneración).

El nuevo equipo Munters MCD155 asegura unas condiciones constantes y controladas en la sala con un ahorro energético de, al menos, un 32% comparadas con el antiguo equipo. Tiene un flujo de aire nominal de 15.300 m3/h con una potencia de reactivación máxima de 102 kW. Para optimizar la eficiencia energética la reactivación se ha reducido a 90kW lo que garantiza suficiente capacidad de deshumidificación en la mayoría de las condiciones - y en periodos con condiciones extremas, los 12kW restantes son utilizados como apoyo. Funcionando a 84kW la capacidad de deshumidificación es de 44,2 kg/h a 5ºC/55% HR.
Gracias al calentador modulante incorporado en la MCD estas variaciones se ajustan automáticamente dependiendo de las necesidades en cada momento.

Jonny Hagenbjork, responsable de energía de la fábrica de Kraf comenta: "Estamos encantados con el trabajo realizado por Munters que se encargó de todos los detalles desde la retirada del equipo antiguo hasta la nueva instalación de conductos y suminstro eléctrico. Esto nos facilitó el trabajo ya que tratamos con un sólo proveedor. Ahora estamos disfrutando de las ventajas y beneficios del nuevo equipo instalado y tenemos la confianza de que nuestros productos están perfectamente conservados manteniendo los estándars higiénicos".

El almacenamiento de productos en una cámara de enfriamiento requiere un control estricto de la temperatura y de la humedad relativa lo cual es esencial para evitar la condensación que afecta a la calidad y la higiene de los productos.

Las consecuencias de la condensación pueden derivarse en pérdida de producto y problemas con el envoltorio. Reduciendo la humedad relativa con un sistema de deshumidificación Munters, la humedad relativa puede ser constante, independientemente, de las condiciones externas.

El principio de deshumidificación de Munters es muy simple: la humedad es absorbida por un rotor desecante por donde pasa el el aire húmedo y es expulsado del otro lado de rotor como aire seco. Otra corriente de aire extrae la humedad retenida por en rotor al exterior.

La nueva serie de deshumidificadores Munters MCD ofrece una solución energéticamente eficiente para la protección óptima de productos almacenados.

Datos básicos

  • Previene los problemas de cristalización del chocolate
  • Protege el envoltorio
  • Asegura la calidad del producto
  • Almacenamiento energéticamente eficiente
  • Protección durante todo el año
  • Energy efficient storage
  • Year-round protection

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país