AT_case_drop.jpg

Deshumidificación en estaciones de bombeo y gestión de aguas

La deshumidificación en estaciones de bombeo y gestión de aguas es muy importante para controlar las condiciones ambientales y prevenir los problemas de condensación y oxidación.

Problemas de humedad
La humedad es invisible pero se manifiesta cuando ésta se condensa en las paredes, tuberías y cualquier otra superficie.

Cuando la humedad del aire entra en contacto con una superficie fría, el agua evaporada en el aire se vuelve líquida. Si reducimos la humedad relativa a un nivel con un punto de rocío bajo evitamos la condensación.

En las plantas de tratamiento de agua es muy común que las superficies frías presenten problemas de condensación.

Los deshumidificadores desecantes de Munters ayudan a crear un ambiente libre de condensación y trabajan efectivamente a cualquier temperatura.
Condensación, oxidación, corrosión y formación de bacterias
Si existe condensación en superficies metálicas, surgirán problemas de oxidación y corrosión. Si la humedad relativa está por encima del 60%, los problemas de oxidación aumentarán rápidamente.

La formación de bacterias es otro de los problemas que pueden surgir cuando la HR está por encima del 70%.

Una humedad elevada también puede provocar problemas en los equipos electrónicos, como por ejemplo, en los dispositivos de control y supervisión.

Plantas de tratamiento de agua
Las plantas de tratamiento y las estaciones de bombeo poseen condiciones ambientales duras.
El agua hace que la humedad del aire sea elevada con lo que se forman bacterias, endotoxinas, ácidos, gas metano, dióxido de carbono, etc. Todo esto junto, hace que la composición del aire afecte negativamente a las personas y a los materiales/productos de estos edificios. Por esto es muy importante mantener la humedad relativa a niveles bajos.
La manera tradicional de crear un ambiente de trabajo más agradable es a través de la ventilación. Estas son las desventajas de esta solución:
- Muchas partículas no deseadas que hay en el agua, se transmiten al aire cuando se genera una corriente fuerte en el interior.
- El uso de ventilación significa que el consumo energético se aumenta drásticamente.

Ambiente mas saludable y menor consumo energético Desde finales de los 80, la deshumidificación desecante se viene utilizando en aguas residuales y plantas de tratamiento de aguas. Utilizando los deshumidificadores de Munters, la ventilación general se reduce drásticamente y al mismo tiempo se crea un ambiente protegido contra la humedad. Además, el consumo de energía se reduce entre un 10-20%.
Deshumidificación en áreas frías
La manera tradicional de eliminar la humedad es utilizando deshumidificación por enfriamiento. Sin embargo, un deshumidificador por enfriamiento no funciona en zonas frías. La capacidad del deshumidificador disminuye al disminuir la temperatura. Por debajo de 15ºC, un deshumidificador por enfriamiento no es efectivo.
La técnica del rotor desecante utilizada por los deshumidificadores de Munters, no presentan esta limitación y, por lo tanto, es la mejor alternativa para el tratamiento de plantas y estaciones de bombeo.

La solución
Con los deshumidificadores de Munters se obtiene:

- Un ambiente más agradable con una considerable reducción de olores.
- Ahorros energéticos gracias a la reducción de la ventilación.
- Reducción de los costes de mantenimiento.
- Reducción de los problemas causados por el ácido sulfúrico.
- Protección de los equipos electrónicos. - Protección del edificio y de los materiales eléctricos contra los problemas causados por la humedad.
- Reducción de los problemas causados por insectos - en un ambiente seco se reduce la presencia de los insectos.

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país