AT_Case_Rotor diagram.jpg

Los sistemas de aire seco de Munters favorecen la maduración del chorizo

El proceso de fabricación de los embutidos lo forman distintos procesos que, correctamente combinados, dan como resultado productos únicos con ingredientes y texturas muy especiales.

El complejo proceso de fabricación de los embutidos y cualquier producto cárnico se ve influenciado por factores como el agua y diversos microorganismos que afectan a la maduración y, por lo tanto, a las características del producto.

Los componentes del chorizo se trocean y se mezclan, de manera homogénea, hasta convertirse, en lo que comúnmente llamamos, una longaniza de chorizo, después de un proceso de maduración de varias fases.

Una parte fundamental de este proceso es el secado del producto. En esta fase, el producto pierde entre el 25 – 35% de su peso en agua. El proceso de secado es muy importante para la vida útil del producto y su sabor.

El sistema tradicional de secado
En el proceso de maduración del chorizo, es necesario utilizar salas de maduración y de secado con control del flujo del aire, temperatura y humedad. En los sistemas tradicionales, las condiciones ambientales requeridas (aproximádamente 18 - 22°C al 60 - 70% de humedad relativa) se alcanzan mediante enfriamiento y calentamiento del aire en un circuito cerrado.

Un sistema de ventilación y distribución del aire crea un aire de recirculación, mas o menos, uniforme dentro de la sala. Pero estos sistemas, son insuficientes para crear la condiciones necesarias durante el proceso de maduración.

En invierno, el aire exterior es más seco en comparación con el verano, donde el aire tiene niveles de humedad más elevados. En esta estación del año, la capacidad de secado no es suficiente y el producto se seca de manera muy lenta. Esta exposición prolongada del producto en un ambiente húmedo, a menudo, provoca el crecimiento de microorganismos en la superficie del chorizo lo que supone deterioro del producto y, por lo tanto, una pérdida económica.

La tecnología más avanzada con los sistemas de aire seco de Munters
Los sistemas de deshumidificación de Munters mantienen las condiciones de humedad deseadas, independientemente, de las condiciones climatológicas exteriores, mediante una acelaración del proceso de secado con costes energéticos muy reducidos.

Tras varias reuniones entre distintos fabricantes y especialistas de Munters para la búsqueda de nuevas alternativas, surgió esta solución avanzada y eficiente en costes.

El sistema de deshumidificación de Munters fue diseñado para instalarse cerca de la sala de maduración a través de una entrada de aire y un conducto de ventilación.

Los sistemas de deshumidificación de Munters controlan la humedad mediante un sensor que mide el nivel de humedad en la sala de maduración y asegura el mantenimiento del nivel de humedad deseado.

Los deshumidificadores de Munters pueden tener reactivación eléctrica, a gas o vapor. El ahorro que resulta va en relación al tamaño del equipo de deshumidificación y a los costes energéticos correspondientes.

El concepto desarrollado por Munters alcanza su pleno rendimiento de funcionamiento en un plazo muy corto de tiempo ya que es fácil de ejecutar y apoya, óptimamente, al proceso existente.

Incremento de la productividad
Utilizando los sistemas de deshumidificación de Munters se reducen los tiempos de entrega del producto con lo que se cumplen los plazos de producción estimados, independientemente, de la época del año y de las condiciones climatológicas.

En comparación con los sistemas tradicionales (calefacción / enfriamiento), la tecnología de deshumidificación de Munters supone hasta un 50% más en ahorros energéticos.

La tecnología del rotor desecante de Munters
La tecnología de Munters toma el aire que debe de ser deshumidificado y lo pasa a través del rotor que está dividido en dos sectores. En el sector de proceso el aire húmedo pasa por el rotor y sale como aire deshumidificado. En el sector de regeneración, el aire seco absorbe la humedad del rotor y lo expulsa hacia el exterior.

Cualquiera que sea la necesidad, ya sea un equipo estándar o un sistema más sofisticado, Munters tiene la solución que más se ajusta a los requerimientos especificados.

Nuestra tecnología patentada Powerpurge y Energypurge reduce, en gran medida, la energía necesaria para la reactivación del rotor.

Munters es líder en el tratamiento del aire, de manera eficientemente energética, para aplicaciones de confort, proceso y protección del medio ambiente con oficinas en más de 30 países.

Datos básicos

  • Mejoran la fiabilidad en la producción
  • Aseguran una mejor calidad del producto
  • Eliminan el riesgo de crecimiento de microorganismos
  • Reducen los costes operativos
  • Incremento de la producción
  • Mejoran los tiempos de entrega del producto
  • Reducen los tiempos por lote

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país