AT_Case_iStock_Cheese_Medium[2].jpg

Deshumidificación en la industria láctea

For the dairy industry the dry winter climate is preferable as drying processes, conveyors and hygroscopic products absorb less or no humidity from the ambient air. This means processes are faster, uninterrupted and the risk of mold is reduced.

Para la mayoría de las empresas el clima seco del invierno es preferible al clima húmedo del verano cuando se refiere a condiciones óptimas operativas. En invierno el proceso de secado es más rápido y el riesgo de formación de bacterias es menor. Los problemas de condensación y formación de hielo en las superficies se ve reducida. En invierno, los productos higroscópicos absorben menos humedad del aire ambiente; el transporte neumático de estos productos puede llevarse a cabo sin interrupciones si este aire es seco.

Por otra parte, la humedad provoca problemas de corrosión en los equipos eléctricos y electrónicos. Un clima seco es, por lo tanto, muy recomendable para evitar estos problemas.

Torres de atomización
Las torres de atomización tienen un rendimiento variable según la época del año: se puede afirmar que la producción es superior, en calidad y volúmen, en los meses de invierno.

Para mantener unas condiciones ambientales constantes durante todo el año, Munters propone inyectar aire seco en la entrada de la torre para garantizar una humedad absoluta constante y baja y, así, permitir mantener condiciones óptimas durante todo el año.

Con los sistemas de deshumidificación Munters se puede disminuir la capacidad energética entre un 20-25% para el mismo nivel de producción.

Lechos fluídos
En muchas ocasiones, los productos que se han secado necesitan enfriarse de nuevo. Esto se refiere a los productos que contienen grasas y que pueden volverse rancios.

La fase de enfriamiento se lleva a cabo de manera eficiente usando secadores en los lechos fluídos. Para prevenir que el producto absorba humedad del aire enfriado, el aire debería de ser deshumidificado.

Transporte neumático
En un sistema de transporte neumático, existen un contacto directo entre el aire y el producto transportado lo que significa que el producto puede reabsorber humedad si el aire del sistema está húmedo. Para prevenir esto se debe instalar un sistema de deshumidificación para mantener un transporte fluído del producto y evitar que se pegue en las paredes.

Filtros de manga
El aire contiene partículas que se filtran durante el proceso antes de su salida al exterior. Durante las fases de parada, el producto higroscópico agregado al filtro puede absorber humedad y, por lo tanto, atascar el filtro. Con los sistemas de deshumidificación de Munters el flitro se mantiene seco, incluso en en periodos de parada.

Almacenes de quesos
Mantener una sala fría con circulación del aire mediante un enfriador puede provocar la formación de condensación en las superficies.
La humedad relativa resultante depende de varios factores. Cuanto más baja sea la temperatura la humedad será mayor.
A menudo, la humedad relativa en una sala enfriada puede exceder del 70% lo que se aumenta el riesgo de formación de bacterias. La solución es deshumidificar el aire.

Secado antes del packing
Algunos tipos de queso necesitan secarse, completamente, antes de la fase de revestimiento.
Para conseguir un secado efectivo, sin necesidad de incrementar la temperatura, los sistemas de deshumidificación de Munters son la solución perfecta.

Secado después de la fase de limpieza
Cuando se limpia con agua, el proceso de secado puede acelerarse utilizando deshumidificación reduciendo, así, el riesgo de crecimiento de bacterias.
El aire deshumidificado se suministra en el interior de la sala o en el interior del equipo que se ha limpiado.

Esta técnica es muy eficiente en productos difíciles de calentar o que se tienen que mantener fríos.
Se puede utilizar, también, deshumidificación, para mantener un nivel concreto de humedad con lo que se reducirían el número de limpiezas disminuyendo los gastos de mantenimiento.

Los deshumidificadores desecantes de Munters secan el aire al pasar el aire húmedo a través de un rotor desecante de silicagel.

Dos corrientes de aire atraviesan simultáneamente, el rotor. Una corriente es deshumidificada para proporcionar aire seco a las zonas a tratar y mantener la humedad deseada y otra corriente es de aire caliente que seca el rotor recuperando la humedad que se expulsará al exterior.
El resultado es un aire seco que se introduce en las zonas a tratar: salas de almacenamiento, torres de atomización, sistemas de transporte neumáticos o silos, permitiendo que los productos fluyan libremente y aumentado la eficacia del secado y el control de las condiciones ambientales.

Datos básicos

  • Reduce el riesgo de formación de microrganismos
  • Tiempos de secado mas rápidos
  • Condiciones operativas constantes
  • Aumento de la capacidad en las torres de atomización
  • Mejora las condiciones higiénicas
  • Reducción del consumo energético
  • Se evita que los productos se pequen entre si

Somos expertos

Enviaremos su consulta al contacto
de Munters de su país