Política de denuncia

Munters, sus filiales y empresas conjuntas están comprometidos con los más altos estándares posibles de transparencia, honestidad y responsabilidad. Por ello, esperamos que aquellos empleados y socios que puedan estar preocupados por algún comportamiento de la empresa, nos lo comuniquen.

Los empleados son, a menudo, los primeros en descubrir las malas conductas dentro de la compañía. Sin embargo, el empleado puede decidir no expresar estas conductas por temor a ser desleal con los colegas o la empresa. También, puede haber temor a sufrir acoso. En estas circunstancias, puede ser más fácil ignorar el problema en lugar de denunciarlo.

El propósito de esta política es animar a los empleados a informar asuntos sin el riesgo de victimización o discriminación. Esta política permite a los empleados plantear las preocupaciones que puedan tener sobre los asuntos que ocurren dentro o en relación con la empresa y no con vistas a un problema o la búsqueda de una solución al problema fuera de Munters.

Esta política se aplica a todos los empleados y socios que trabajan para Munters, nuestras filiales y empresas conjuntas.

La política es una declaración clara de que si las acusaciones de la empresa o cualquiera de sus empleados, consultores, contratistas o proveedores son informadas, Munters se ocupará, con la mayor celeridad, de investigar y solucionar el problema. Se examinará con más profundidad los medios que garantizen que estas irregularidades no se produciran en un futuro. Animamos a nuestros clientes que nos informen sobre cualquier irregularidad que puedan detectar. 

Definiciones

Denuncia de irregularidades

La denuncia de irregularidades está atrayendo la atención de la directiva sobre las prácticas ilegales y/o carentes de ética, también conocidas como delito.

Irregularidades/ mala conducta

  • Irregularidades implica cualquier conducta ilícita o ilegal y puede incluir:
  • Un acto ilegal, civil o penal
  • El incumplimiento de cualquier política de la empresa
  • Incumplir a sabiendas de las leyes o regulaciones locales de cualquier país
  • Conducta poco profesional
  • Prácticas cuestionables de contabilidad, fraude o de auditoría
  • Prácticas que causen daño físico o daño a una persona o a la propiedad
  • No rectificar o tomar las medidas razonables y no informar sobre un asunto que pueda causar un coste o pérdida importante y evitable para la empresa
  • Abuso de poder o autoridad para cualquier propósito no autorizado o
  • La discriminación injusta como la discriminación basada en la edad, raza, género, religión, orientación sexual, estado civil o la maternidad, opinión política o étnica en el curso del trabajo o de prestación de servicios
  • Conflictos de interés.
  • Esto no es una lista exhaustiva sino ejemplos de la clase de conducta que pueda ser considerada delito.

Protección

Cualquier empleado que hace una divulgación o suscita inquietud en el marco de esta política será protegido si el empleado:

  • Da a conocer la información de buena fe
  • Considera que es sustancialmente cierto
  • No actúa con malicia ni hace falsas acusaciones
  • No busca ningún beneficio personal o financiero.

Proceso

Persona de contacto

Cualquier persona que tenga una queja o preocupación debe ponerse en contacto con su superior o con la persona a cargo del departamento que ofrece el servicio. El supervisor o gerente decidirá si el problema necesita ser tratado con la Alta Dirección en función de la gravedad y la sensibilidad de las cuestiones en juego y la persona sospechosa de mala conducta.

Si la queja es en relación con su superior o cualquier otra persona en la línea de mando directa para usted, puede contactar con:

El consejero delegado, John-Peter Leesi. Puede ponerse en contacto a través de correo ordinario en la dirección:

Munters AB
P.O. Box 1188
SE - 164 26 Kista
Sweden

Se aceptarán informes anónimos.

Respuesta

Munters actuará sobre las todas las cuestiones planteadas. Tenga en cuenta que Munters puede evaluar sólo después de haber realizado una investigación inicial y después de investigar, debidamente, el asunto en cuestión.

En su caso, las cuestiones planteadas pueden:

  • Ser investigadas por la administración, el Consejo de Administración, la auditoría interna o a través del proceso disciplinario
  • Ser referido a la policía u otras autoridades policiales
  • Ser referido al auditor independiente
  • Convertirse en objeto de una investigación independiente.

Con el fin de proteger a las personas implicadas y a los sospechosos de la presunta mala acción, se realizará una investigación inicial para decidir si es necesaria una investigación y, en caso afirmativo, qué forma debe adoptar. Si se requiere una acción urgente; ésta será tomada antes de que se lleve a cabo ninguna investigación.

Dentro de los diez días hábiles a partir del planteamiento del problema, el director responsable se comunicará con la persona afectada:

  • Reconociendo que se ha recibido una queja;
  • Indicando cómo se manejará el asunto;
  • Dar una estimación de cuánto tiempo se necesitará para ofrecer una respuesta definitiva;
  • Confirmar si se llevará a cabo una investigación inicial; y
  • Comentar se llevarán a cabo nuevas investigaciones y, si no llevan a cabo argumentar por qué no. 

El tiempo necesario para examinar las cuestiones por parte de los administradores dependerá de la naturaleza de las cuestiones planteadas y de la claridad de la información proporcionada.

Munters tomará de las medidas necesarias para reducir, al mínimo, las dificultades que pueden surgir. Por ejemplo, si la persona está obligada a prestar declaración en los procesos penales o disciplinarios, la empresa hará las gestionaes necesarias para que reciba asesoramiento jurídico sobre el procedimiento.

Munters reconoce que cualquier persona que exprese una irregularidad necesitará garantías de que se ha abordado el tema. Sujeto a las limitaciones legales, la empresa ofrecerá información sobre los resultados de cualquier investigación, como se indica más arriba.

Plazo de tiempo

Las denuncias se investigarán con celeridad. Se debe entender que puede ser necesario remitir un asunto a un asesor externo y que esto puede resultar un alargamiento del proceso de investigación. La gravedad y la complejidad de una denuncia, también, puede tener un impacto negativo sobre el tiempo necesario para investigar el asunto. La empresa tratará de indicar con antelación el plazo de tiempo previsto para la investigación. 

Prevención de recriminaciones, victimización o acoso

La empresa no tolerará ningún intento, por parte de cualquier persona, de aplicar sanciones o discriminar a cualquier persona que ha reportado a la compañía una denuncia seria en relación a un delito evidente. Cualquier victimización será tratado con rapidez y con estrictas consecuencias disciplinarias.

Confidencialidad y anonimato

Munters respetará la confidencialidad de cualquier denuncia recibida. Las quejas anónimas pueden ser difíciles de seguir y verificar, si la persona que realiza la denuncia no está dispuesta a dar su nombre en una etapa posterior.  

Acusaciones falsas y maliciosas

Munters se esfuerza por seguir cumpliendo con los más altos estándares de honestidad e integridad. Nos aseguraremos de ofrecer los recursos suficientes para atender todas las investigaciones que se reciban. 

La empresa considerará la realización de una acusación, deliberadamente, falsa o maliciosa por cualquier empleado de la compañía, como una falta disciplinaria grave, lo que puede resultar en una acción disciplinaria, incluyendo, el despido.